Sexo en malaga 270589

Contents:


  1. Jarretelles...
  2. Jarretelles | Lincherie Blog
  3. Memorias Tomás de Cordova
  4. Títulos relacionados

Bij jarretelles komt daar nog de vraag bij: De meest esthetische manier is de minst praktische. Doe je de jarretellengordel aan boven je slip, dan moet je je óf ontgordelen óf je kousen weer helemaal uit de kousennopjes halen voordat die slip uit kan. Een dringende plas wordt daardoor onmogelijk lang uitgesteld. De enige efficiënte manier om jarretelles te dragen is dus sliploos. Goed voor een EDDS-je op zaterdagavond met Man eerst dineren dan seksen , maar niet om op een woensdag mee aan de schoolpoort te staan, teneinde de eigen sensualiteit en het seksuele zelfvertrouwen doordeweeks wat te stimuleren.

Ik besef het, enigszins tot mijn spijt. De laatste jaren heb ik gewoon geen moeite meer gedaan om jarretelles te dragen. Toen Moppie een baby was, was ik al blij als ik schone kleren zonder spuugvlekken kon vinden. Stijlvol was belangrijk, maar efficiëntie ging voor alles. Dat pragmatische moederdenken is er nooit meer uit gegaan.

Kleren moeten mooi zijn, maar vooral ook makkelijk. Een jarretellengordel hoort daar voor mij niet bij. Vandaar die mokerslag. Verkeer ik in de waan dat ik geen moeite meer moet doen voor mijn vent? Heb ik het dodelijke slonsvirus te pakken? Ik heb het gewoon niet meer met jarretelles. Te veel gepriegel. Te weinig return on investment. Ik heb laatst wel een prachtige slip gezien, eentje die je kan ontknopen in één ruk, met een groot striklint op de rugzijde.

Praktisch, simpel en sexy. Moet ik dringend, heel dringend aanschaffen. En seguida formo el regimiento de Granada en columna de honor, marchando al frente de los retratos de SS. Durante la marcha, la msica del mismo regimiento desempe varias piezas del mejor gusto. Al empezarse el paseo y al colocar los retratos de SS, MM. Concluida esta imponente cuanto satisfactoria ceremonia, se retir el Escmo Sr. Capitn general a su palacio acompaado de mucha parte de la co- mitiva. M, por su Enlace con una Princesa que pronostica las ma- yores felicidades a los espaoles de ambos mundos.

Ha sitio, repetimos, un verdadero triunfo esta fun- cin solemne y un homenage el mas esprcsivo de parte de Puerto-rico para con su Rey y Seor, de quien ha recibido honras y beneficios innumerables, y que los retribuye con una gratitud y fidelidad toda prueba. Q,ue timbre mayor que reinar so- bre un pueblo tan virtuoso y noble! Y que mayor dicha que la de feer vasallos de un Rey benfico, justo y el Padre de sus pueblos! Por la noche fu la iluminacin tan brillante como en la anterior, aunque variaron las formas en algunas casas, dndolas mas visualidad como en la de Bosch y Peraza.

Las Consistoriales se vieron decoradas magnficamente. Todo su frente estaba iluminado con vasos de colores, siguiendo el orden de arquitectura de este hermoso edificio. Eran in- numerables las luces aue desde la calle hasta las azoteas estaban empleadas en el adorno. En el ar- co del centro de la galera se manifestaban bajo un hermoso solio los retratos de SS.

Prudencia, Jus- ticia, Fortaleza y Templanza. En los dos claros de las dos torres estaban otros trasparentes y en ellos figurados Himeneo y Cupido, y sobre ellos dos reloxes tambin trasparentes. En el arco del cen- tro de la parte baja y entrada del edificio ha-bia otro trasparente. Placer, felicidad, lleva consigo, El que estima los bienes que prodigo,. Ti que en mi Altar, Cristina, sacrificas.

Feliz hars el reino que edificas. Nada contra Fernando puede el hado, Q,ue por modelo suyo me ha tomado. Las virtudes que al Hroe fortifican, Con el gran Rey de Espaa se unifican,. T cogers, Cristina, sazonado El fruto que preparo tu Reinado. Nada de ciego tengo, que al contraro Castigo al que profana mi sagrario. Esta fachada presentaba mas hermo- la vista sa y realzaba sobre todas las que hemos descripto en particular.

Jarretelles...

La Catedral es tuvo igualmente iluminada en todo su circuito, azo- teas y torre. En el centro de la plaza se haba levantado, por disposicin del Ayuntamiento, un espacioso ta- blado con barandillas de mucho gusto, donde se coloc una orquesta que desde las ocho las once toc varias y escogidas piezas del mayor mrito. En las calles fu inmenso el numero de gentes que las transitaban, no habiendo una de las muchas de que se compone la Ciudad que no estuviese muy concurrida, en trminos de poder decirse no que- d un solo vecino que no saliera tomar parte en las diversiones, siendo muy notable que ambos dias y noches se presentaron claros, hermosos y se- renos, brindando al paseo y proporcionando todo el lucimiento las iluminaciones; circunstancia parti- cular en estos meses, que es raro el dia que no llue- va reinen vientos fuertes: En todo el dia y noche se dispararon multitud de cohetes de muy buena invencin, y los vecinos en varios puntos de la Ciudad estaban en- tregados su favorita diversin del baile.

Los bu- ques de bahia y el castillo del Morro estuvieron em- pabesados todo el dia. La ilu- minacin de esta noche fu igual , la de las an- teriores, aunque muchas casas no pudieron lograr- la, pesar de los esfuerzos de sus dueos, por ha- ber estado el viento bastante fresco. En la Sociedad Econmica se present en el bal- condel centro un trasparente con un grupo que figu- raba la diosa Minerva presidiendo las ciencias y artes insinuando los genios del Dibujo, Escultura y Matemticas tributasen sus homenages su Pro- tectora la Reina nuestra Seora Doa Mara Cris- tina, cuyo retrato conducido por la Fama en un glo- bo de nubes, lo ayudaba sostener un genio que al mismo tiempo tenia en la otra mano la bandera espaola tendida por debajo, y que otro genio en la parte inferior solevaba.

Mas abajo estaba el cor- dero en acto de balar, como smbolo de la isla de Puerto-rico, espresando sus sentimientos de grati- tud hacia su Augusta Soberana. El Escmo. Ayuntamiento dio un brillante bai- le en el Teatro, al -que asistieron mas de seo- ras elegantemente vestidas. El saln se habia pre- parado de antemano por los Sres. Sobre pedestal estaban dos cojines de el terciopelo carmes con franjas y borlas de oro, y al frente un magnifico solio de damasco carmes j colocados en l los retratos de SS. MM,, cerrando arriba todo el arco un cortinage de damasco ama- rillo recogido ondas y que caia por los lados has- ta el piso tambin con borlas y cordones carme- ses.

Se habia figurado el techo con lienzos blan- cos y colocado en las pilastras que hacan frente al solio y en las de los costados espejos de gran- des dimensiones. La sala estaba alumbrada con tres preciosas araas de cristal y sesenta fanales que presentaban una perspectiva brillante en el a- dorno. Mas de sillas en tres ordenes alrededor de la sala y dos sofaes al frente eran ocupadas por la concurrencia, quedando en el centro un va- cio suficiente para bailar con el mayor desahogo tres contradanzas de treinta parejas.

En la ga- lera alta estaban colocadas dos orquestas en los costados que alternaban sus msicas en las con- tradanzas y balses en trminos que desde las ,. En la mis- ma galera ai frente se hallaban dispuestas varias mesas para los que gustasen divertirse en jue- gos carteados, y en las del piso del baile en am- bos lados habia dos aparadores con abundantes refrescos y licores escogidos, y en otras dos pie- zas dos tocadores para las seoras con todo lo ne- cesario su ornato. En la parte alta habia otro aparador para que refrescasen los msicos.


  1. .
  2. mejor pagina para conocer chicas gratis.
  3. citas por internet cruz blanca?
  4. sexo en la rioja!
  5. mujeres solteras en abancay apurimac.
  6. hombre solo traduccion ingles?

Los ca- balleros Regidores servan a las seoras y las a- compaaban hasta dejarlas colocadas en los asien- tos, cuidando con el mayor esmero de su comodi- dad y obsequio. Luego que entraron en la sala de baile el Escmo, Sr, Capitn general y la Escma. La finura con que estaban adornadas las seoras, la gala de los uniformes, el gusto con qu se hallaba decorada la sala, el des- ahogo que prestaba por su capacidad, la delicade- za con que los Sres.

Este baile, el primero que en su clase se ha dado en esta Capital, con una concurrencia tan lu- cida y para el cual nada dejaron por hacer los Sres. Porcin de criados estaban prontos al servicio, y nada falt para el obsequio de las seoras. El 20 se present mayor numero de masca- ras que en el anterior, y por la tarde salieron mu- chas comparsas con msicas, con las que se divir- ti el vecindario.

En las murallas tuvieron sus bai- les de bombas las clases de morenos, y por la no- che se quemaron porcin de hermosos cohetes, mu- chas ruedas y girasoles, dos pirmides y un rbol de fuego que habia preparado D. La concurrencia esta di versin fu numerosisima, apenas se poda transi- tar por la plaza y calle de la Fortaleza, donde se dispararon los fuegos. Las varias reuniones que andaban tambin por las calles con msicas par- ciales victoreando SS. MM,, y los diversos bailes que estaban entregados en muchas casas los ver cinos, causaba todo las mas gratas sensaciones por- ver la alegra y la tranquilidad con que estos in- comparables espaoles disfrutaban de unas diver- siones tan inocentes, sin que se notase el mas lev disgusto, ni cosa que disonase ni causase la menor distraccin en sus alborozos.

El 2 i desde por la maana andaban diversas mascaras por las calles con trages raros y visto-: A la noche fu et baile dispuesto por las Corporaciones militares y de Real hacienda en el Teatro, cuyo hermoso sa- ln y sus decoraciones hemos. Fu estraordinaria la concurrencia y elegantsimos los trages y adornos con que se presentaron las seo- ras, las que fueron obsequiadas con el mismo es- mero que en el anterior.

La vista de una funcin tan bien dirigida fu la. El baile concluy las tres y media de la maana. En la plaza mayor hubo una famosa orquesta como en las noches anteriores, y las ca- sas de ayuntamiento estuvieron iluminadas con mu- cho mas gusto que en las precedentes, figurando vistas muy graciosas con la infinidad de vasos de colores que las decoraban. En los cuatro arcos iluminados de la plaza se dispararon muchos y va- riados cohetes como en las noches anteriores, cos- teados por los gremios encargados de este adorno.

En la casa del Dr. El 23 siguieron las mismas diversiones de mas- caras, comparsas y bailes, y por la noche lo hu- bo en el Teatro por el cuerpo de Comerciantes. Estuvo muy concurrido, y del mismo modo que en los dos anteriores, servidas y obsequiadas las seo- ras. Al principiarse el baile se quemo un rbol de fuego que tenia preparado aquella Corporacin. El baile dur hasta las tres y media de la maana. Todas las diversiones detalladas las han cos- teado las Corporaciones del Esemo.

Ayuntamien- to, militares, de Real hacienda y del comercio, y han sido dirigidas por los Sres. A los presidios. El Illmo. Si ellas no fueron cual corresponde a un objeto de tanta magnitud para el pueblo espaol, puede asegurarse que ningunas las habrn escedi- da en el gozo y entusiasmo con que estos vecinos han celebrado tan satisfactorio acontecimiento. En- tregados las diversiones que han podido conve- nirse en la premura del tiempo, y rebosando en aquella alegra, que solo puede reinar en corazo- nes puros y en vasallos fieles, manifestaron todo el jubilo de que estaban posedos, la verdadera ternura de hijos y la mas espresiva prueba de que siempre se gozaron en las felicidades de sus Mo- narcas, y nada dejan de hacer cuando se trata de sus obsequios.

Jamas, podemos decirlo presencia de muchos millares de testigos, jamas en esta Ca- pital se han presentado unas funciones como las celebradas, por el decoro y orden que las ha dis- tinguido y por la unidad de sentimientos de todos sus moradores en tomar en ellas la mas activa parte; y como esto es preciso que nazca de lo intimo de los corazones, resaltaba en los semblantes el interior de ellos, y se manifest del modo mas espresivo el gusto, la complacencia, la satisfaccin y el pa- triotismo, para espresarlo todo en su mayor altura, en loor del idolatrado Fernando, idolo de sus pue- blos.

Nada hemos tenido que aadir la sola y sencilla relacin de los hechos, pues ellos bastan para describir cuanto se ha practicado en justo re- gocijo por las Reales Bodas de S. Si hubira- mos salido de la linea de una sencilla narracin, habramos desvirtuado el mrito que han tenido las fiestas: Y de que tro modo habra podido suceder si nos detenemos reflexionar que una reunin tan numerosa en- tregada fiestas y regocijos por seis dias consecu- tivos, y sin coartacin la mas mnima en las di- versiones, no ha ofrecido una sola palabra, una mirada que pudiera caracterizarse de sinsabor, sino que ocupado el vecindario en celebrar los Reales Desposorios, un solo individuo no olvid este justo deber, y como Fernando era su objeto y donde es- t presente este gran Rey huye el crimen, la dis- cordia y el enojo, ni aun idealmente pudieron pre- sentarse semejantes percepciones, que si las hubo, corrieron despavoridas para no profanar el augusto motivo que reuna ai vecindario.

Esta magia que solo se encuentra en ia fidelidad, ha obrado todo su poderoso influjo en la capital de Puerto-rico y derramado en los corazones de sus hijos aquel amor sagrado que profesan sus Reyes, y por el cual gozan de aquella felicidad que disfrutan y han disfrutado en medio de los sacudimientos del nue- vo mundo. Nos ha sido indispensable hacer esta pequea digresin, porque quisiramos que toda ia America disfrutara en dias tan felices las satisfacciones qu gozan las predilectas islas de Cuba y 'Purto-rico, Concluimos, pues, que las diversiones publicas con que esta Capital ha celebrado el Enlace del Rey nuestro Seor, son, como dijimos al principio, la prueba mas espresiva del timbre con que Puerto- rico decora sus blasones, que cuando se trata de regocijos por sus Soberanos, nada deja este pue- blo en reserva y todo lo consagra tan justo ho- menage, habiendo sido por ultimo su celebracin nacida en el centro de los corazones de todos, sos- tenida por la' fidelidad que los caracteriza y por l amor las Reales Personas, y ejecutadas con aquel decoro, dignidad y gusto que corresponde al regio motivo que las ha impulsado.

Ojal nos conceda la Providencia una inmediata causa para repetirlas y hacerlas tan grandiosas, como lo ansia: Ninguna ponderacin cabe en lo relacionado sobre las fiestas que s hicieron en la Isla para ce- lebrar el Real Enlace, y que en todos los pueblos de ella se practicaron con el mismo gusto, entu- siasmo y decisin, como se v en el cuaderno parti- cular que public el Gobierno. Obispo la si- guiente Pastoral. Sede apostlica, Obispo de Puerto-rico, del Consejo de S.

A nuestro Venerable Illmo. Dean y Cabildo, prrocos, superiores regulares, predicadores, con- fesores y dems fieles de nuestro Obispado, salud y gracia en nuestro Seor Jesucristo. Por un Breve espedido en Roma 18 de Junio del ao pasado de , concede su Santi- dad indulgencia plenaria manera de Jubileo, el cual ha de durar por espacio de dos semanas, a todos los fieles del orbe cristiano, que confesndo- se y recibiendo dignamente la Sagrada Eucarista, visitaren dos veces las iglesias que se designaren por los ordinarios de los lugares, hicieren la oracin acostumbrada, ayunaren el mircoles, viernes y s- bado y dieren limosna en una de lasdos semanas que se sealarn.

Las Monjas y personas enclaustradas gana- tan la indulgencia haciendo las diligencias referi- das en la Iglesia del monasterio en que habiten. A losenfermos y encarcelados que no pueden cum- plir en todo 6 en parte las obras que se han se- alado, podr el confesor conmutrselas en otras obras de piedad 6 diferir aquellas para algn tiem- po inmediato. Asimismo sealamos en la capital "de esta Isla, las iglesias que han de visitarse, y sern la da nuestra Sta. Sacrificio de la misa. L el Obispo mi Sr. Volviendo a los asuntos de Costa-firme, coy ino materia que tanto ha ocupado al Gobierno de esta Isla desde , y particularmente durante el mando delSr.

Latorre, se present esta autori-? Bdaclon del estada m que. Bermudez y Macero, que antes estaban fa- vor de Bolvar, estn ahora en contra. Sobre fuerzas fijas no puedo asegurar, porque hay muchos partidos, unos quieren que se corone Bolvar, otros Paez y la Federacin y otros el gobierno espaol. El Congreso de Santa-f habia declarado fac- ciosos los de Venezuela por haberse separado es- ta Provincia de lo que llamaban Estado de Co- lombia.

Para este tiempo habia ya entregado D. Jos Antonio Arizbalo al Sr. Latorre la memoria so- bre su campaa en Caracas. El Secretario de gobierno volvi emitir sus ideas polticas sobre aquellos pases publicando: Esta gracia alcanz en Puerto-rico los siguientes individuos;. A D, Prudencio Cortzar, Comandante del mismo regimiento. Manuel Martel, Sargento mayor de la plaza, Comandante segundo de caballera.

Bartolom Guillot, Capitn del regimiento de Granada. Joaquin Neira, idem de idem. Para el de Capitanes de idem. Para el de Tenientes de idem. Francisco Stultz, Subteniente del mismo re- gimiento. Ignacio Mejias de Tovar, idem de idem. Para el de Subtenientes de idem. A Vicente Gonzlez, Sargento 19 del regimiento de Granada. A Vicente Q,uinquilla, idem de idem. Manuel Solis, Cadete del mismo regimiento, A D. Gervasio Ruiz, idem de ideift. Para el grado de Capitn de infantera. Jos Ignacio Alvarez, Teniente de artillera.

Para el de Teniente de idem. Juan Hernndez, subteniente de idem, cuyo oficial destinado desde esta brigada, aun no se ha presentado. Para el de Subteniente de idem. Gernimo Diaz, Sargento 1? Para el grado de Teniente Coronel del mismo, A D. Francisco Aldao, Capitn de idem. Para el de Capitn. Antonio Vizcarrondo, Teniente de idem,. Para el de Teniente. Andrs de Soto mayor, Alfrez de idem. Para el de Alfreces.

A Roque de Cu, Sargento 19 de idem. Manuel Ruperto Santana, Cadete de idem. Batallones de milicias disciplinadas. Para el grado de Teniente Coronel de infantera, al Capitn de idem, primer Ayudante del se- gundo batalln de los siete D. Para el grado de Teniente Coronel de milicias, al Capitn D.

Tomas Prieto. Para el de Capitn, al Teniente D. Antonio Cor- dero. Para el de Teniente, al Subteniente D. Fermn Arnan. Lucas Fuentes. Segundo batalln. Para grado de Teniente Coronel de milicias, al el Capitn D. Francisco Mon- tenegro. Jos Me- nendez. Para el de Subtenientes, al Sargento 19 D. Jos Ramn Santana y ai Cadete D. Francisco Al- varo Martnez. Tercer batalln. Para grado de Teniente Coronel de milicias, al el Capitn I. Dionisio Lpez.

Antonio ,. Para el de Subtenientes, al Cadete D. Ramn del Rosario Q,uijano y al Sargento 19 D. Francis- co Rivera Trasmier. Cuarto batalln. Pi Rivas. Para el de Capitn, al Teniente I. Jos Antonio Ponce. Para el de Subteniente? Quinto batalln. Flix Chico. Franeis- Cuyar.

follow url

Jarretelles | Lincherie Blog

Eugenio Cordova y al Sargento 19 Feliz Prez. Sexto batalln. Francisco Aragn. Juan Jos Poventud. Ramn Ur- quizu y ai Sargento 19 D.

Vámonos de putas - ewycocanag.tk

Agustin Cuesta,. Jos Fernandez Reguera. Lino Diez del Barrio. Juan An- tonio Santana. Miguel Sal- gado y al Sargento 19 D. Blas Togores,. Batalln de voluntarios, urbanos distinguidos. Miguel Rodriguen de Arias. Para el de Teniente, al Teniente de dem D. Jse Mauricio Echeveste. La causa de esta disposicin no estuvo al alcance de este Gobierno. Sali el Sr.

La torre la visita de la Isla el 17 de Abril con el objeto de cerciorarse del esta- do de la opinin en ella, disciplina de los cuerpos provinciales, adelanto de las obras publicas, au- mento de la agricultura y del comercio y dems relativo formar un juicio exacto de todos los ra- mos de la administracin, y regres el 15 de Mayo la Capital, habiendo llenado aquel deber. Hallo que el pais marchaba a su crecimiento en todos sentidos, pues su poblacin tenia rpidos aumentos y se haban acrecentado muchas y buenas hacien 4. Se habian planteado algunos molinos de agua, y not mucha decisin en los hacendados pudientes para subrogar este elemento los bueyes con que generalmente se hace la molienda: Encontr los puertos frecuentados de buques para la saca de frutos y todo animado y en actividad, conocindose el deseo de adelantar los capitales, y que tenan la mayor confianza en el Gobierno; Los.

Tales fueron las observaciones que ofreci el buen estado de ella en este ao. El 4de Mayo remiti el Sr. Latorre al Su- premo Consejo en dos libramientos la cantidad de 10, pesos fuertes recolectados por donativo en la Isla en favor de los desgraciados de Orihuela y Murcia por causa de Jos temblores que sufrieron aquellos habitantes, cuya relacin se inserta para la debida constancia y satisfaccin de los interesa- dos.

Gobernador y Cap- tan general D, Miguel de la Torre, El Secretario, oficiales y dems em- pleados de la Secretaria de Go- bierno y Capitana general, , , Los gefes y oficiales del regimiento infantera de Granada, , , , , Individuos de tropa de idem, , , Los gefes, oficiales, capelln y ci- rujano de la brigada de artille- ra de esta plaza,. Empleados del Ministerio de Cuen- ta y razn de idem, , , , , Segunda compaa de artilleros mi- licianos, ,,,,,,,,, Cuerpo de morenos leales agrega- 8.

Obreros de la maestranza de arti- Jiena ,,,,,,,,,,, Los gefes-y dems empleados del 8. Real Cuerpo de ingenieros, , , Los gefes y oficiales del Estado ma- yor de esta plaza, inclusos ios msicos de la Catedral y tropa de invlidos, ,,,,,,, Regimiento de milicias de cabala Los gefes, oficiales y tropa del pri- mer batalln c e milicias, , , , Real arsenal de esta Capital, , , Vecinos de los barrios de Sto. Do- mingo y Sta. Barbara de idem, , Vecinos del pueblo de Ponce, , , Pueblos que comprenden el distrito del departamento de Humacao, , Pueblos que comprenden el depar tamento de la Aguada, , , , El Escmo Ulmo.

Obispo, Ulmo. Cabildo eclesistico y Curas del distrito de la Vicaria general, El Cura vicario de Arecibo, , , 20, 0. El Presbtero D. Manuel Acosta Pueblos de la jurisdiccin del de- partamento de Caguas, , , Vecinos del pueblo de la Cidra, 7. El Cura prroco de la villa de San Germn con otros eclesisticos y personas que residen en dicho distrito, , , ,,,,,, Varios eclesisticos y seculares re- , , 6. Varios vecinos del mismo pueblo, 7. El idem idem y varios vecinos del de Barranquitas, El idem idem del Rincn y el de ,,,,,, Oficinas principales de dem, Secretaria de Intendencia, , , Subdelegaciones del Este y Oeste Real hospital militar, , , Real Comisin de Cuentas, Real Aduana de la Capi tal Receptora de Arecibo Ministros y empleados sin ejerc- Consulado de la Capital, Diputacin de idein en Arec bo, Total, , , , 12, En crditos.

Los gefes y onciales del regimiento infantera de Granada, , , , 6, Varios oficiales del Real Cuerpo de artillera y Ministerio politieo, , El segundo Comandante de mili- cias D. Rafael Sevilla, , , , , 3, El Coronel primer Comandante de idem D. Ramn Mndez , , , 1, El Coronel de infantera D. Jos Mara Hurtado, , , , , , , Joaqun Delgado, , , El Capitn primer Ayudante de idem D. Antonio Caparros, , , El Capitn de milicias D. Agustn Torregrosa.

Jos Mara de Escamez, , , , , , El Sargento primero de milicias D. Francisco Rivera Trasmier, El Capitn segundo Ayudante de idem D. Fernando Delgado, , , El Capitn de idem D. Manuel Babel Doa Josefa ,,,,',, Antoanzas, Jos de Soto- ma- yor,. Doa Joaquina Galloso de Montuel 1 Manuel Len Benitez, ,-,,,,, i El de igual clase de idem D. Reguera Habia llegado noticia del Sr. Latorre qu S. Jos Santocildes, con cuyo motivo diri- gi. Corre impreso un tomo en que constan todos los referidos docu- mentos.

Confieso que he hallado en todos los fieles ve- cinos de esta Isla la cooperacin mas esquisita a mis providencias, y que nunca olvidar las pruebas que me han dado de afeccin y empeo en secundar mis proyectos para su felicidad. Me despido, pues, de todos lleno de esta complacencia, asegurando- es que para m ser siempre lo mas grato el re- cordar Puerto-rico-, sus honrados y laboriosos vecinos y el aprecio que les he merecido, y que les retribuyo por mi parte con toda la efusin de mi corazn. Reuna V.

Dios guarde V. Puerto-rico 15 de Julio de Miguel de la Torre. El Congreso ele Venezuela se haba reunido en la ciudad de Valencia el 30 de Abril, y Paez hizo en l su dimisin, segn la formula estableci- da entre aquellas gentes, la que por la misma cau- sa, no fu admitida. Se aseguraba que Bolvar y Briceo despojados de su autoridad influjo ha- ban seguido para Cartagena con el designio de embarcarse para Londres.

Tambin se trataba en Bogot de un nuevo Congreso, y segn los peri- dicos de aquellos pases, las pasiones estaban muy exaltadas, en trminos que por mas cambios que practicaban, no conseguan poner ningn arreglo en la administracin, siendo uno de los mayores obstculos la miseria que reinaba en todos aque- llos pueblos.

Memorias Tomás de Cordova

Tambin se haban algunos pueblos pronunciado contra Paez, y se aseguraba que Cuman lo habia liecbo abiertamente. Esta separacin se fu au- mentando, pronuncindose varios distritos por Bo- lvar, y por otro lado permanecan en buen senti- do los gefes Centeno y Doroteo. Existia, pues, en aquel continente en el mes de Junio una verdade- ra anarqua, y la divisin en que se hallaban y la desconfianza debia reducirlos al ultimo estado. Bolvar procuraba mantener su autoridad en a- quellos pueblos, y de consiguiente el temor solo de que lo intentase por la fuerza, les causaba alar- ma, gastos y requisicin de hombres y de dinero, Jo que hacia mas violenta la situacin de aquellos habitantes.

En Bogot tuvo efecto una reaccin en favor de Bolvar, el cual se habia detenido en Cartage- na sin duda con la esperanza de aquel suceso, y se asegura que trabajaba con el mismo fin sobre Venezuela y que habia despachado fuerzas contra Maracaibo. En Caracas y Valencia trataron de oponerse la invasin y se prepararon para man- tenerse separados. De consiguiente, requisicin de hombres y dinero, desconfianzas, tropelias, vejacio- nes y un desorden de cosas continuado fu lo que caracterizo aquellos pases en Octubre, por lo que se escribi y public otro discurso en la gace- ta por el autor de estas memorias.

Por ultimo estall la guerra civil entre aque- llos insensatos, y empezaron recoger el fruto de su independencia. Estado que manifiesta la poblacin de los pueblos de la Isla segn el censo practicado en Adjuntas , Gnrabo. I9S5 Aguada Hatogde. Barra nq. Miguel J Barros. LuquiHo, de Truj9 Bayam.

C9 rojo. Naranj9 Utuado, Adjuntas Manat,. Aguada, Morovis , , , 1 ,. Aasco, Moca, , , , , ,. Arecibo, , Na guabo , , ,. Ay bonito, Naranjito , , r ,. Barranquitas Patillas, r ,. Bayamon , t 1. Cagaas , , ,. Cayey, , Pepino , ] , ,. Camuy , , Piedras, , , Cangrejos , , I Ponce , , , Cidra, t , , j Q,uebradillas Cales, , j i i Rincn , , , Coamo , , j Rio-piedras, , Coroza! Junquillo, ,. Capital, , Vega-alta , , , Toa-baja , , , Corozal, , , , Naranjito , , San Germn , , Sabana-grande, , , Yauco, , , , , Cabo- rojo , , , Mayagnes, , ; , Aasco, , , , , Aguada , , j ; Aguadilla , , , Moca , , , , , Rincn, , , , Pepino, , , , Arecibo , , , , , , , , , Hatillo , , , , Camuy , , , , Quebradiljas , , Utuado , , j , Isabela , , , P oblacin.

Toar baja, , , , , , , Naranjito , , , , Bayamon , , , , , Guaina bo , , , , j Rio-piedras , , , Cangrejos , , , , Trujillo alto , , , , Trujillo-bajo , , , , Loisa, ,, , , , , , Ltiquillo , , , , , , Humacao , ] ] , , , i Fajardo, , , , , Naguabo , , , , Piedras, , , , , p Yabucoa , , ,. Sabana del Palmar. Peuelas , , , , , Yanco , , , '. Riqueza, Poblacin,.

Títulos relacionados

Total le riqueza, i Pob. A fines de Octubre recibi avisos el Gobierno de estarse tramando por el de Hayti el modo de revolucionar las islas de Cuba y Puerto-rico, va- lindose de espias que introdujesen el desafecto entre los esclavos. Semejante noticia comunicada por persona respetable Hamo la atencin de la au- toridad y se redobl la vigilancia adoptando medi- das bastantes para destruir en todo tiempo tales maquinaciones.

El Coronel D. Jorge Flinter dio luz n el mes de Noviembre un Prospecto acerca del estado de Puerto-rico, con el epgrafe de una ojeada de la cual est concebido del modo siguiente: Isla, el Una ojeada de la isla de Puerto-rico en el ao , con observaciones generales sobre su clima, suelo, producciones, poblacin, agricultura, comercio, gobierno y recursos, por D. Jorge Flinter, Coronel de los Reales ejrcitos, agregado al Esta- do mayor de dicha Isla, dedicada con la mayor veneracin y respeto al Esemo. No es inferior nhr- guna de las grandes Antillas en importancia si consideramos la estension de su superficie, la a- sombrosa fertilidad de su suelo, su localidad y el numero de sus habitantes.

Esos progresos rpidos y estraordinarios que se notan en esta Colonia en todos los ramos de industria, y el incremento de sus rentas en estos ltimos aos, prueban' el punto de prosperidad que puede llegar un pas bajo li- na justa y benfica administracin. La prosperidad general, la paz octaviana y la felicidad difundidas en todos los puntos de esta Colonia, forman un contraste muy marcado, com- parado con la horrorosa y destructora guerra ci- vil que asla el continente vecino, en que la entera disolucin de todas las obligaciones sociales, la des- trucion de la propiedades y la miseria y ruina de sus moradores han sido un digno castigo por su ne- gra ingratitud, por haber desconocido su benfi- co Soberano.

Este paralelo es el argumento mas poderoso y convincente que se puede ofrecer para imponer un eterno silencio los falaces asertos de escrito- res mercenarios, quienes bajo el plausible nombre de la libertad intentan en vano disfrazar sus cr- menes y su ambicin. Se la pue- de llamar una conspiracin del indigente contra el opulento, del vagamundo ontra l industrioso, del vicio contra la honradez. Durante los tres siglos que los Reyes de Espa- a fueron dueos de la mayor parte de America, las minas inagotables de Mjico y el Per suministra- ron abundantemente los metales preciosos.

Solo servan de presidios para los malhechores de la Pennsula, y sus rentas lejos de cubrir los gastos de sus pe- queas guarniciones, el Gobierno tenia que mandar subsidios de Mjico para su manutencin Pero desde la desgraciada poca en que las Colonias del continente americano levantaron el pendn revolu- cionario, apoyadas y animadas por un calculo er- rado de naciones rivales, que teman envidiaban el poder y prosperidad de la corona de Castilla, el fomento de estas islas ha merecido el cuidado pa- ternal del Soberano.


  • chicas 16 anos!
  • sexo para ellas!
  • .
  • contactos con mujeres solteras?
  • lugares en mexico para solteros.
  • como conocer mujeres ucranianas.
  • /dte\ \^ ,Mg, \/ ..JE, * *?
  • No es solamente la estensioii de la superficie, la fertilidad y poblacin de estos territorios que les hace de importancia la corona espaola. La naturaleza ha designado la Pennsu- la para ser una nacin mercantil y martima de primer orden, tanto por la riqueza de sus produc- ciones como por su situacin geogrfica. La gran- de escuela de la marina militar es la existencia de la marina mercante, que Colonias lejanas ofre- een por medio de la continua navegacin el nico plan para adquirir esperiencia y pericia.

    A1 tiempo de formar clculos sobre el per- juicio 6 utilidad de Colonias la Madre patria, s debe tener presente que las rentas de Cuba y Puer- to-rico, ademas de mantener completamente sus es- tablecimientos civiles y militares y de cubrir todas las atenciones, dejan un sobrante considerable, y caminando las mejoras como se debe esperar en un ratio progresivo, dentro de pocos aos suminis- trarn cuantiosos auxilios para aumentar las ri- quezas de la Metrpoli. Ahora ocho aos Puerto-rico estaba en un esta- do de completa orfandad; piratas y aventureros de todos los pases, escudados con las banderas revo- lucionarias de Colombia y Buenos-Aires, infestaban sus mares y saqueaban impunemente los buques de todas las naciones; espas enviados por los go- biernos rebeldes estaban activamente ocupados en seducir los fieles isleos, quienes afectos su Rey y consultando sus verdaderos intereses desecharon las ofertas seductoras que tenan por objeto envol- verlos en anarqua y ruina.

    Invasiones amenaza- ban las costas, y el ejemplo contagioso del vecino continente animaba ios ambiciosos y desafectos. No era una invasin abierta del enemigo, ni la seduccin de los habitantes de su fidelidad el so- lo peligro que habia que temer, no era menos omi- nosa y temible la poltica insidiosa de los revolu- cionarios, quienes trabajaban incesantemente, por medio de sus Emisarios, aun en la misma Corte de Madrid, fin de minar la confianza que el Go- bierno tenia y debia tener siempre en los dignos ge- fes, que enmedio de circunstancias tan apuradas y espinosas conservaron esta Isla su Soberano.

    En una poca tan critica, y en el momento en que un motn militar estall en la Madre patria, Puerto-rico rodeado por todas parte de enemigos estrangeros y domsticos permaneci fiel su Soberano. Estoy bien persuadido de que se necesita una pluma mas hbil y elocuente que la ma para hacer justicia la interesante materia que esta obra a- braza; peFO tal vez podr animar algn otro mas ilustrado para investigar mas profundamente un asunto de tanta importancia. Perseverando los gefes quienes el Rey nues- tro Seor se dignase confiar el mando de esta Co- lonia, sin hacer innovaciones, en los planes ya tra- bados, planes que la esperiencia ha hecho ver que son los mas sabios y los mas adaptables al pas y las actuales circunstancias, se puede pronosticar, sin fundarse en teoras ilusorias, que Puerto-rico producir dentro de pocos aos ventajas solidas y permanentes la Madre patria.

    Las paginas que escribo ilustradas con pruebas matemticas, sern los mejores y mas incontesta- bles argumentos y el verdadero panegrico de su acrisolada conducta en circunstancias difciles y espinosas que le bacen acreedor la mas alta con- sideracin de su Soberano, ala admiracin de tu patria y la eterna gratitud de los leales habi- tantes de esta Isla, quienes le deben la paz y fe- licidad que ahora disfrutan. Respeto las instituciones de to- das las naciones y las opiniones de todos los hom- bres mientras ellas no ataquen los derechos sagra- dos de la sociedad, el fundamento del orden y la estabilidad de los tronos.

    Mi nica ambicin es, como un individuo de la nacin espaola que tengo el lionor de perte- necer, dar una prueba mas de afecto mi Sobera- no y mi patria adoptiva. Me creer superabun- dan temen te premiado si con el paralelo que pre- sento entre esta Isla y el continente americano lo- grase probar las ventajas incomparables que pal- pablemente. Ei imperio de la razn y de las leyes solo por un cor- to momento sucumbe al frreo yugo de demago- gos desentrenados, quienes despus de un reinado veante, turbulento y efmero, espian sus crme- nes en el cadalso.

    Ocupando la razn su solio, caira. Puerto-rico 13 de, No- viembre de , Jorge Flinter. Concluy ao con un importante traba- este jo acerca de deberia no continuar en vigor si la Cdula de gracias de 10 de Agosto de so- bre lo cual se formalizo espediente en que dieron su opinin el Illmo.

    Obispo y todas las autori- dades de Real hacienda. El del Sr. Latorre fn concebido ew los trminos siguientes: La Cdula de gracias tuvo por objeto e aumentar la pobla- cin colonizando estrangeros tiles, la introduc- cin de brazos para la agricultura, la exnsion por quince aos de las rentas interiores de diez- mos y alcabalas, el arreglo del comercio con todas las ventajas susceptibles para la extraccin di- recta de las producciones de la Isla, y otras medi- das que aunque no de tan inmediato inters, uni- das aquellas, presentan el cuadro beneficioso de Ja citada Real gracia.

    Se han estableci- do al Sur y Oeste muchas haciendas de caa por colonos estrangeros, varios vecinos se han dedicado tambin a este fomento y algunos emigrados de Costa-firme han emprendido igual clase de indus- tria. Los primeros son los que han dado mas im- pulso ella introducido capitales y brazos, y los ltimos el numerario que pudieron estraer en- medio de sus desgracias. Los productos de esto establecimientos han tenido salida en lo general para ios EstadosMUninos en bastante cantidad ,. La prosperidad, pues, en que se halla la Isla: Por lo tanto, la principal causa del fomento ha sido la colonizacin estran- gera, puesto que ella ha ofrecido ios referidos es- tablecimientos, y aumentado los brazos, la rique- za y la poblacin con sus capitales y el estimu- lo.

    La segunda causa lo es la emigracin espaola, que ha ofrecido tambin ventajas, aunque inferio- res a la anterior. La mayor parte de los emigra- dos son de clase empleada de corta fortuna. Son pocos los capitalistas que han llegado la Isla y mucho menos el numero de los que se han dedi- cado la agricultura, acaso por el anhelo de re- gresar su anterior domicilio, para cuyo caso pro- curan estar espeditos. Si la colonizacin blanca, industriosa y capitalista se aade el vigor con que desde se ha procurado por el Gobierno y la Intendencia arreglar la administracin, quitar obs- tculos y destruir abusos, se puede asegurar que ella se debe esclusivamente la actual desahogada situacin del pais.

    Con esta disposicin resulto el Erario sin re- cursos de ninguna especie, sujeto merced de la precariedad, puesto que el producto de las adua- nas era la nica renta que le restaba y cuyo ren- dimiento no poda calcularse por el nuevo arreglo y franquicias dla Isla, fu preciso adoptar desde luego un medio que en parte atendiera las o- "bligaciones de las Cajas. Se estableci el subsidio, exigindolo como un don voluntario que presen- taban los pueblos para el sosten de la Provincia.

    Este generoso desprendimiento de los vecinos y este gravamen para los nuevos colonos en los ins- tantes en que entraban al goce de las franquicias, y superior lo que satisfacan por los diezmos y al- cabalas, ofreci algn recurso al Gobierno y la Intendencia, pero no el bastante aun reunido al rendimiento de las aduanas para sostener la ter- cera parte de las cargas publicas. Se deduce tambin de este paso indispensable establecimiento del sub- sidio, que si bien los antiguos vecinos quedaron disfrutando por la Real cdula de gracias del mis- mo alivio que los nuevos colonos en la exencin de los diezmos y alcabalas, fueron unos y otros gravados con aquel arbitrio, y como por l no re- cibieron el beneficio que se les dispensaba, parece de justicia se les debe sostener en el goce de las dems franquicias, no habiendo tin solo habitante agrcola que no desee la prosecucin del subsidio y por ningn caso el diezmo y la alcabala, por las vejaciones que antiguamente esperiment el vecin- dario cuando se exigia, y por otras muchas razones polticas, particularmente respecto de los labrado- res estrangeros que favorecen esta opinin.

    Si se aade lo manifestado que los diezmos nunca se han administrado en la L? Tampoco es de despreciarse la conveniencia que resulta los vecinos con el pago del subsidio, porque bajo este solo derecho satisfacen los de diezmos y alcabalas, y otros que seria preciso co- brar por separado, lo cual les ofrecera ademas de las diversas exacciones, todas las minuciosida- des, tropiezos y fiscalizacin que son consiguientes indispensables para recaudarlas, cuando dejndo- se la contribucin como est, el Real Erario la percibir integra, ahorrar empleados y fraudes, ]a formacin de la multitud de espedientes que producira el remate de los diezmos y la recauda- cin de las alcabalas y otros ramos que habia en la Isla, con todo lo dems que semejante rgimen ofrece en la practica.

    Adase esto que ni un solo vecino recibir con agrado el restablecimiento del diezmo y la alcabala por hallarse muy con- formes con el subsidio, lo que es fcil de demos- trarse probndose de este modo que la verdade-? Si estos fieles vasallos han satisfecho el subsidio voluntariamente y en entidad importan- te para sostener las cargas de la Isla, no ser jus- to se les mantenga en un sistema que les ofrece be- neficios y que es ventajoso la Corona? Bajo tales fundamentos parece juicioso opinar por la continuacin de la Cdula de gracias por quince aos mas en los trminos en que se halla establecida respecto de la colonizacin de estran- geros y franquicias que ella les determina y para la introduccin de brazos de las Colonias amigas: En este ao se circularon las siguientes dis- posiciones: El 8 de Enero mand el Sr.

    La torre se practi- case la renovacin de las licencias de tiendas. El 14 avis que el. Comandante de marina sa- la pasarla revista de inspeccin la matricula, para que se le prestasen ios debidos auxilios. El 27 lo hizo igualmente de la salida del pro- fesor de farmacia D. Gregorio Vergara a la visita de boticas, El 29 mand se hiciese la publicacin de la Sta. El 6 de Febrero circul los avisos de las fies- tas publicas que iban celebrarse por el Keal En- lace de S.

    El 20 de Marsso circul las Reales cdulas relativas al indulto que concedi S. E 16 de Abril avis los Tenientes guer- ra la inteligencia que debia darse la orden sobre guias del interior, cuyo cumplimiento recomend los jueces. El 17 pidi los Tenientes guerra relaciones de estrangeros, transentes, domiciliados y natura- lizados, bajo la pena de cien pesos. El 25 circul la Real cdula de 18 de Mayo para que se hiciesen rogativas publicas y secretas por alumbramiento de la Reina.

    El 5 de Julio recomend se 'hiciese el servi- cio urbano con toda exactitud para evitar la fuga de presos. El 15 se tespidi de los vecinos por hallarse relevado. El 28 de Setiembre mand se pasase visita de Sanidad los buques de Santomas nterin perma- neciese alli la viruela. El mismo dia circul la Real orden de 16 de Julio sobre naufragios estrangeros. El 9 de Octubre lo hizo del informe de la Contadura sobre el modo de finalizar las cuentas de gastos pblicos.

    El 21 mand cesar la visita de Sanidad los buques de Santomas. Se concluy la composicin de a casa del Rey, con el costo de, , En la continuacin de la obra de la batera se invirtieron, , , 10, La recomposicin de los cami- nos de esta jurisdiccin cost, , 2, O, Aybonito, Se concluy la nueva Iglesia, cuyo costo ascendi , , , , , 3, La cerca del cementerio,. Concluir la casa del Rey y a- delantarla del Prroco import, , 1, Yen algunos reparos en la ca- la del Rey, ,,,,,,,, Caguas.

    La recorrida de los caminos fcost ,,,,,, Cyey. Fu recompuesta slidamente y tuvo de costo, la Iglesia, , , , 2, El trabajo impendido en los ca- minos importo! Nuevo techo la Casa del Pr- roco costo, ,,,,,,,,, La cerca del cementerio, Los caminos se recompusieron, y tuvieron de costo, , , , ,. Recomponer slidamente la I- glesia, la habitacin del Prroco y la cocina, import, ,,,,,, Las composiciones hechas en El camino nuevo Caguas fu concluido, y tuvo de costo, , Y en los dems del partido se gastaron, ,,,,,,,,, Cales.

    La recomposicin de los cami- nos cost, ,,,,,,,,, Construir la cocina de la casa La reparacin de los caminos de este partido ascendi , , , , Los pequeos reparos hechos en la casa de la batera , , , , Yreparar la carnicera, , , Se principi la obra de la nue- va Iglesia, adelantndose al arqui- tecto,,,,,,,,,,, En componer caminos los se 4, La nueva casa del Rey tuvo de costo por contrata , , , , , 1, El empedrado de una calle, , Y en la recorrida de los cami- nos se gastaron Gurabo, ,,,,,,, La composicin de los cami- nos ascendi , , , , , , , , Se compusieron todas las ca- lles delpueblo y sus salidas los caminos, con el costo de, , , , Pequeas mejoras en la igle- sia costaron, En la casa del ,,,,,,,, Prroco, 64, 2.

    En las hechas en el cemente- rio ,,,,,,,,',,, La cocina lugar , La obra de los caminos en es- te pueblo consumi, , , , , , Pequea composicin en la carni- cera ,,,,,, La mayor ,,,, ostensin dada. Pequeos reparos hechos la casa del Rey ,,,,,,,, flayagues. Se principio la obra de la nue- va tuvo de costo, Iglesia, y , , , 5. La nueva y hermosa casa del Rey, que se principi tambin, , 9,, 6. En la composicin de los cami- nos se invirtieron, Las calzadas en el cao de Ti- ,,,,,, Algunos reparos hechos en la casa del Rey costaron, , , , , El arreglo de la plaza y ca- lles cost, ,,,,,,,,, JVranjUo.

    La me va Iglesia, invirti su obra en este ao, En la cocina de la casa del ,,,,,, 2. Rey se gastaron ,,,,,,, Y en recorrer los caminos, , La composicin de los crni- cos en este partido ascendi a , , La obra de caminos import, Los materiales para la com- posicin de la Iglesia costaron, , Y componer la plaza y calles, En el arreglo de la plaza se gastaron ,,,,,,,,,, Ponce. La composicin de las calles importo ,,,,,,,,,, Algunos reparos en la casa del Bey, ,,,,,,,,,,, Las en practicadas la viga, , 2.

    En los caminos se invirtieron, 2, La composicin de la plaza, calles y caminos import, , , , Continu obra de la nueva la Iglesia, congasto de el , , , , 3, Se compusieron por el vecindario la plaza, calles y caminos. La reparacin de la casa del Rey cost, La hecha en ,,,,,,,,, la Iglesia, Y la de los caminos, , , , El arreglo de los caminos im- porto , , , , 9 , , , , , , La carnicera Y las composiciones practica- das en los caminos, , , , , , Los reparos hechos en el techo de la casa del Rey costaron , , , En la recorrida de los cami- nos se gastaron, Utuaclo.

    El arreglo de los caminos eos? Un puente pequeo de madera con baranda en la salida para Mau- nabo costo ,,,,,,,,, Isabela. Componer los caminos de la jurisdiccin tuvo de costo, ; , , 3. Hato- grande. La carnicera cost, , ,. En la composicin de los ca- minos, ,,,,,,,,,. El nuevo cementerio, , , , Resumen de los fondos. Repartos Trabajo personal ,.. Donativos y subscripciones, , 13, Fondos de iglesias, -, , , , 8, Multas, Concluidas, 8. Casas del Rey-. Se principi una. Cuerpos de guardia. Se construy uno provisional. Concluidas 3. Puentes, Construidos de madera. Varas de longitud con diferentes latitudes, en 94 direcciones.

    Casas de Prrocos. Pueblos los aumentaron,. En las obras de este ramo se invirtieron en , , , 7 , , 19,, 7. En sueldos y gratificaciones, recorrida de baques, construccin de caoneras, obras civiles y re- puestos, ,,,,,,,,,, Teatro. Su prosecucin ascendi , , 20, Empedrado de calles, , , , Fuente de Mira-flores, , , , Resumen de los valores de las obras. En todos los pueblos de la Isla 71, En el Teatro, ,,,,,, En el camino de Rio-piedras, 20, Et el Real arsenal, , , , , 19, En las practicadas por el Es- celentisimo Ayuntamiento, , , , 1, Corresponden fondos de Real hacienda, ,,,,,,,,, A los particulares arbitrios, 52,1.

    Produjeron todas las ren- tas interiores y aduanas, , , , Liquidaciones, Las de iglesias dieron un so- brante en efectivo y deudas de , El valor de las alhajas import 7,, 0. Se reparti de subsidio para kOl , , , , , , , , , , , ,, 6. Las cuentas de gastos pbli- cos dieron el sobrante de , , , 19, El derecho de primicias y el de toneladas pue- de graduarse en 60, pesos. Faltaron el reparto de gastos pblicos de Mo- rovis, y los finiquitos de subsidio y tierras de Aybo- nito, Naguabo, Trujillo-bajo y San Germn. Y las cuentas de gastos pblicos de Naguabo y Trujillo-bajo.

    Buques que entraron y salieron en toda la Isla en , inclusos los de cabotage. Espaoles Americanos Franceses, Ingleses , Daneses , Suecos , 7. Sardos , 3. Holandeses 5. Bremeses, 6. Hayt , , 2. Hamburgueses 3. Balanza mercantil en Valores importados , ,. En Eu Espaoles, , , , , , , Americanos , Ingleses , , Daneses , , Sardos, , i 2 - , Suecos, , 4- Holandeses 7.

    Alemanes , ,. Bspaoles, ] , , , , , Americanos, , n , , , Franceses , , , , , , Sardos , ,.. Suecos , , , t -, "'i R Holandeses , , , , ; 6 - Bremeses, , , ,.